BlogBodas

Estilos de reportaje de boda

Estilos de reportaje de boda

Estilo fotoperiodístico vs. tradicional

Un reportaje de boda es un tipo de reportaje social, es decir, una narración visual de los acontecimientos que se suceden durante un evento en el que participan personas, en este caso, la celebración de un enlace. Para ello, los fotógrafos utilizamos unos estilos de reportaje de boda u otros.

El debate surge cuando nos preguntamos sobre el papel de la persona encargada de registrar con su cámara estos acontecimientos, pues hoy en día, la tendencia que se está imponiendo en este tipo de reportajes es el del estilo fotoperiodístico o documentalista, en contraposición al reportaje tradicional.

¿Qué es el estilo fotoperiodístico?

El fotoperiodismo y la fotografía documental tiene como objetivo mostrar acontecimientos tal cual ocurren, es decir, el fotógrafo, con su visión artística, se dedica a capturar unas escenas con la finalidad de narrar una historia, unos hechos que se han sucedido. Por lo tanto, este adopta un papel de espectador o narrador externo.

Cuando hablamos del estilo fotoperiodístico o documental en un reportaje social, como es el caso de la fotografía de bodas, nos referimos a la aplicación de este concepto a la hora de capturar las fotografías de dicho evento, es decir, cuando el fotógrafo no interviene en las tomas, dirigiéndolas, sino que se sitúa como mero espectador, volviéndose “invisible”. De este modo, las instantáneas así capturadas desprenden una naturalidad que no podría haberse conseguido de otro modo.

foto divertida de comunión
Aunque estamos hablando del reportaje de boda, también se aplica a otros reportajes sociales como las comuniones.

Ventajas e inconvenientes del estilo fotoperiodístico

Como he dicho anteriormente, los resultados son sumamente naturales y espontáneos. Las personas que aparecen fotografiadas no suelen mirar directamente a la cámara, sino que están inmersas en aquello que están viviendo, transmitiendo las emociones que sienten en el momento.

Esto significa que no hay posados, lo que es un alivio para las personas más tímidas o que se ponen nerviosas delante de una cámara. Sin embargo, también es habitual que aparezcan muecas o gestos no demasiado favorecedores, así como que haya personas importantes para los novios —en el caso de las bodas— que no aparezcan en el reportaje porque no han participado de forma destacada, o incluso, que no haya ninguna foto que destaque sobre las demás porque tal vez no ha ocurrido nada especial.

¿A qué nos referimos con el estilo tradicional?

El estilo tradicional reportaje de boda y eventos sociales es el que hemos estado acostumbrados a ver habitualmente en este tipo de reportajes. En las fotografías de estilo tradicional, los protagonistas miran directamente a cámara o posan siendo conscientes de que les están fotografiando. El fotógrafo es quien dirige la escena, colocando a los sujetos como mejor le conviene para sacar la imagen que desea. Por otra parte, son bastante habituales las fotos de grupos de familiares y amigos.

reportaje de boda fotografo gandia
Los de preboda y postboda también pueden realizarse siguiendo estos estilos. En este caso, se sigue un estilo tradicional.

 

Ventajas e inconvenientes del estilo tradicional

La mayor ventaja de este estilo es que prácticamente todas las personas que aparecen en las fotografías presentan un aspecto favorecido, sin gestos raros o muecas. Además, así nos aseguramos de que aparecerán en las fotos todas aquellas personas que, desde el punto de vista de los novios, deben estar.

Sin embargo, si se utiliza este estilo de forma exclusiva, el reportaje puede resultar bastante monótono, con unas fotos en las que sí, todo el mundo saldrá más o menos favorecido, pero que le faltará un poco de chispa.

La mejor opción: el estilo mixto

Empleando ambos estilos lo que se consigue es un reportaje dinámico, que contendrá instantáneas únicas cargadas de la emoción del momento vivido o de muchísima naturalidad, más desenfadadas, combinándose como otras más contenidas y estudiadas.

Este es el estilo que uso en mis reportajes pues, de este modo, las parejas disfrutan de la ceremonia y la celebración sin estar pendientes de la cámara en todo momento, al tiempo que podrán posar y salir en las fotos como ellos quieren.

Ver otros artículos del blog.

¿Quieres contactar con nosotros?

¡Puedes hacerlo aquí mismo o envíanos un mensaje mediante Facebook Messenger o Whatsapp!

 

¡También puedes seguirnos en las redes sociales!