BlogBodas

El reportaje de boda: ¿por qué es tan caro?

el reportaje de boda barato o caro

“El reportaje de boda: ¿por qué es tan caro?”

En este artículo vamos a tratar de resolver una de las preguntas más frecuentes que se hacen muchos novios a la hora de contratar el reportaje de boda: ¿Por qué es tan caro? Para ello, contestaremos algunas cuestiones que, por regla general, no se conocen bien y que están muy relacionadas con esta pregunta.

¿Cuántos fotógrafos trabajamos en estos reportajes?

Somos dos personas para cubrir el evento de la mejor y más completa forma posible. De este modo podemos capturar los acontecimientos desde ángulos distintos, y en el caso de los preparativos, podemos dividirnos y así el novio no tiene que prepararse con la antelación que se requiere en el caso de ser una sola persona.

¿Qué incluye el reportaje de boda completo?

Hay muchos tipos de reportajes de boda, desde uno básico (ceremonia), hasta uno personalizado.

Un reportaje completo incluye:

  • Una sesión preboda en exteriores, siempre recomendable
  • Las fotos de los preparativos tanto del novio como de la novia
  • La ceremonia, ya sea religiosa o civil
  • El banquete con todos los acontecimientos que van ocurriendo a lo largo del mismo
  • El baile nupcial y dos horas de fiesta
  • Una sesión postboda
  • Todos los desplazamientos necesarios
  • Un pendrive de 16gb con las fotos editadas
  • Un álbum de un mínimo de 50 páginas de calidad profesional, en papel fotográfico

¿Qué hacemos antes de tomar las fotos?

Antes de quedar con la pareja (o las personas a retratar en cualquier caso), estudiamos el lugar donde se van a tomar las fotografías para conocerlo bien y saber de antemano cuáles son los mejores sitios para colocarnos. De esta manera nos anticipamos al acto y aseguramos las mejores posiciones y la fluidez durante la sesión (en el caso de las prebodas y postbodas). Cuando se trata de reportajes en exteriores, también nos desplazamos varias veces a distintas horas del día para conocer la luz disponible y su calidad.

Respecto a los interiores hacemos algo similar, pues visitamos el lugar de la celebración y de la ceremonia con anterioridad, analizando sus espacios para que, cuando llegue el momento crucial, saber exactamente dónde y cómo colocarnos para no perdernos ningún detalle y capturar cada momento como queremos.

Por otra parte, aunque en una boda trabajamos con un estilo fotoperiodístico, esto no significa que simplemente nos plantemos allí y nos pongamos a fotografiar todo lo que pasa por delante de nuestros objetivos, sino que hay un trabajo previo en el que planificamos cada fase y así poder anticiparnos a los acontecimientos.

¿Cuántas horas trabajamos durante la boda?

Contando desde los preparativos, podemos trabajar aproximadamente durante 8 o 10 horas. Después, habrá que sumarles las horas de edición posterior de las fotos.

¿Qué hacemos después de la boda?

Después de la boda llega el “trabajo invisible”. Seleccionamos y trabajamos las fotografías realizadas, lo cual se trata bien de unos ajustes básicos de color y de procesado a blanco y negro en las fotografías del día de la ceremonia (debido al propio estilo fotoperiodístico), o bien una edición más en detalle en aquellas que hacemos en los reportajes de preboda/postboda. Posteriormente, realizamos el trabajo de maquetación del álbum.

Todo ello puede conllevar perfectamente un mes de trabajo en el reportaje de boda.

Mi cuñado, que tiene una réflex, me puede hacer las fotos” o “Conozco a alguien que me ofrece el reportaje más barato” o Los fotógrafos ganáis mucho dinero en una boda

Como a la mayoría de quienes nos dedicamos a esta profesión, este tipo de frases han llegado a nuestros oídos cuando nos consultan qué cuesta el reportaje de boda.

La diferencia entre un profesional y un aficionado está, a parte de todo lo mencionado a lo largo de este artículo, en la formación que tenemos, en la calidad del material que utilizamos (cámaras, objetivos, flashes y accesorios) y en la garantía y seguridad de recibir un trabajo final óptimo y seguro para momentos importantes e irrepetibles. Además de pagar los impuestos que corresponden, el seguro de responsabilidad civil y trabajar de forma legal.

Por esto último y todo lo que hemos explicado sobre el trabajo que realizamos, es por lo que creemos que se justifican los precios de un reportaje de boda profesional.

 

¿Quieres contactar con nosotros?

Si quieres pedirnos un presupuesto para tu reportaje de boda, ¡contáctanos!

¡También puedes seguirnos en las redes sociales!