Bio

Sobre mí

Mi pasión por la fotografía empezó por casualidad. Mis padres compraron una cámara réflex y yo me propuse aprender a utilizarla, no solamente para obtener las fotografías familiares, sino también para conseguir efectos que con las compactas no podía lograr. Al cabo de un tiempo, mi afán por saber más me llevó a realizar dos cursos de fotografía, y más tarde, un postgrado en la Universidad de Valencia. Así, tuve mi primer encargo serio en 2011, para las fiestas patronales, después vendrían otros, compaginándolos con algunos proyectos personales. Desde entonces sigo aprendiendo en cada instantánea que capturo, en cada idea que me inspira, en cada compañero de profesión. Y es que estoy convencida de que nunca dejaré de aprender porque la fotografía forma parte de la “sal de mi vida”.